viernes, 2 de noviembre de 2007

«Luchamos por el reconocimiento cultural de las salas de música»

Entrevista a Javier Muñiz, Presidente de La Noche en Vivo y gerente de La Boca del Lobo

POR MABEL AMADO
MADRID. El circuito de sus salas está considerado como «casas de la música» y su marca es, sin duda, el directo. La Noche en Vivo, Asociación de Salas de Música en Vivo de la Comunidad de Madrid, presidida por Javier Muñiz, está de aniversario. Además, el pasado martes entregó sus recién creados «Guilles», galardones que toman su nombre del artista fallecido Guillermo Martín, todo un símbolo del músico de club.
-Aunque La Noche en Vivo tuvo su precedente en Barcelona, ¿cómo surgió en Madrid?
-La asociación comenzó a gestarse en Barcelona, hace algo más de cinco años, a raíz de unas reuniones que convocó la AIE. Al contrario de lo que ocurría en la Comunidad de Madrid, la Generalitat quería fomentar la creación de locales de música en directo y tener un interlocutor directo. Se planteó entonces una asociación a nivel nacional que no levantó el vuelo. Finalmente, varios locales de Madrid -Clamores, La Boca del Lobo, Suristán y Galileo, entre otros-, con más de diez años de rodaje y con programación musical estable y continua, impulsamos la asociación a nivel local. El objetivo era conseguir el reconocimiento de la labor cultural que realizan estas salas de música en la ciudad.
-Y también para luchar contra la presión de las normativas medioambientales y acústicas...
-Sí, por eso queríamos separarnos de la actividad hostelera, ya que nosotros damos mucha importancia al escenario. Además, el Ayuntamiento recuperó un impuesto que estaba dormido -un cánon por realizar conciertos- y empezó a cobrarlo con efecto retroactivo. Fue un palo, ya que para algunos locales de larga trayectoria, como Suristán, Siroco, Moby Dick y La Boca del Lobo, suponía una multa de casi 2 millones de pesetas. En esos momentos pensamos que la música en directo en Madrid se perdía...
-La situación ya ha cambiado...
-Efectivamente. El Ayuntamiento tiene su línea de ayudas para locales de música en directo y a través de la Concejalía de Las Artes hemos hecho un gran avance. No olvidemos que en una ciudad como ésta se realizan al mes cerca de 900 conciertos, lo que supone una red cultural muy importante que se debe cuidar. Pero aún hay muchas puertas que abrir... Lo que está claro es que con una programación continua tenemos que tener legislación y tratamiento especiales por parte del Ayuntamiento, ya que el 45% de nuestros locales está en el distrito de Centro.
-Ahora, 44 locales asociados y 6.000 conciertos avalan los primeros cinco años de andadura. Es tiempo de realizar balance...
-La asociación tuvo un gran impulso con la incorporación de David Novaes, de la sala Siroco. Fue un gran catalizador que consiguió dar vigor a La Noche en Vivo y poco a poco se fueron uniendo más locales y ampliando las actividades. En la actualidad somos 44 locales (el 85 por ciento de los establecidos en la región) y tenemos dos líneas de subvenciones, una por parte de Las Artes y otra por Medio Ambiente.
-En estos cinco años han salido de sus locales figuras ahora consagradas...
-Cientos de grupos que tocan ahora en grandes estadios han empezado en pequeñas salas. No olvidemos que casi el 90% de los artistas han tenido su desarrollo a través de este circuito de locales de música en vivo. Es el caso de Amaral, Ariel Rot, Los Enemigos, Mastretta, Pereza, Siniestro Total...
-La Noche en Vivo no sólo se centra en sus locales, sino que propone iniciativas paralelas. ¿Cuáles?
-En estos años se ha avanzado mucho en la creación de redes de programas especiales gracias a colaboraciones con distintas instituciones. Así, participamos en el Festival de Jazz de Madrid, el programa Alternativas, Fémina, Madrid Circuito Independiente y realizamos cuentacuentos, festivales de cortos, música acústica...
-¿Cómo ve el panorama de la música en vivo en la Comunidad de Madrid?
-Después de la Movida madrileña pasamos años muy malos, con mucha presión. Desgraciadamente, con el tiempo se han cerrado locales emblemáticos como Suristán, Jácara, Café del Foro y casi La Boca del Lobo (todavía está en peligro).

ABC, Viernes_2_11_2007

Imagen: http://www.labocadellobo.com/