jueves, 22 de noviembre de 2007

Cada vez salimos menos de marcha

O.F.
La movida madrileña anda de capa caída. Salir de copas, a bailar o a cenar ya no está de moda, y una de las razones es... la hipoteca. «La gente está cada vez más hipotecada , por lo que tiene menos poder adquisitivo y decide quedarse en casa por la noche», explica Vicente Pizcueta, secretario general de Empresarios por la Calidad del Ocio (ECO).
Los resultados de la encuesta, realizada entre mil familias madrileñas por la Cámara de Comercio, son concluyentes. Desde 2002 las salidas nocturnas a discotecas se han reducido un 25%: de 22,5 veces de media al año en 2002 a 17,1 en 2006. El dato es aún más significativo si se tiene en cuenta que desde 1994 venía creciendo.
En cuanto a bares de copas, la media ha pasado de 34,5 en 2002 a 28,7 en 2006 (un 17% menos). El número de salidas a comer y a cenar en restaurantes también ha disminuido: de 25,8 veces al año en 2002 a 22,9 en 2006, un 12% menos.

El carné por puntos
El mismo estudio también refleja los motivos a los que los encuestados achacan su falta de ganas de marcha: la pérdida de poder adquisitivo (el primero) y la subida de los precios; pero hay otros factores, según Pizcueta, «como el carné por puntos, la presión de los horarios, el botellón y la demografía (cada vez hay menos jóvenes, que son los que más salen)», afirma.
La crisis también es económica: un 3% de las empresas madrileñas relacionadas con el ocio nocturno cerraron en 2006 (60 de las 2.300 que hay en total), haciendo que, por primera vez, el sector sufriera pérdidas, según datos de ECO. Sin embargo, el mismo estudio de la Cámara de Comercio deja ver cómo el número de personas que sale de copas ha subido un 34% desde 1994, ya que «cada vez sale más gente, pero con menos frecuencia», explican desde la institución.
Baja todo el ocio, menos el teatro
La encuesta de la Cámara de Comercio estudia el resto de formas de ocio. El número de salidas al cine, a conciertos y a actividades deportivas disminuye. Únicamente crece el teatro (de 4,6 salidas al año en 2002 a 5 en 2006). Lo que refleja, según los empresarios, el triunfo del modelo anglosajón de ocio: reunirse en casa antes que relacionarse fuera.


20 MINUTOS, Jueves 22 de noviembre de 2007